"¿Quién ha dicho que cuando insultan nuestros sentimientos, antes que reaccionar como hombres, estamos obligados a ser amables? Bien está, sí, la dialéctica como primer instrumento de comunicación. Pero no hay más dialéctica admisible que la dialéctica de los puños y de las pistolas cuando se ofende a la justicia o a la Patria."

Jose Antonio Primo de Rivera

“Yo quiero ser español y sólo español; yo quiero hablar el idioma de Cervantes; quiero recitar los versos de Calderón, quiero teñir mi fantasía en los matices que llevan disueltos en sus paletas Murillo y Velázquez; quiero considerar como mis pergaminos de nobleza nacional la historia de Viriato y del Cid; quiero llevar en el escudo de mi Patria las naves de los catalanes que conquistaron a Oriente y las naves que descubrieron el Occidente; quiero ser de toda esta tierra, que aún me parece estrecha, sí; de toda esta tierra tendida entre los riscos de los montes Pirineos y las olas del gaditano mar; de toda esta tierra redimida, rescatada del extranjero y sus codicias por el heroísmo y el martirio de nuestros inmortales abuelos. Y tenedlo entendido de ahora para siempre: yo amo con exaltación a mi Patria, y antes que a la libertad, antes que a la república, antes que a la federación, antes que a la democracia, pertenezco a mi idolatrada ESPAÑA”.

José Ortega y Gasset

domingo, 20 de enero de 2013

Mis mas sinceras disculpas, camaradas

Saludos a todos camaradas. Antes de nada disculparme por estar estos casi dos años desaparecido en combate, pero diversas dificultades y problemas personales me han tenido alejado del blog.
Poco a poco prometo volver a estar en contacto con todos vosotros para seguir manteniendo un constante enlace y comunicación y retomar ese intercambio de noticias u opiniones que tanto nos pueden interesar en estos días,  bien para apoyar humildemente desde aquí a nuestra causa, o bien para indagar en nuestro pasado, en nuestra historia, que tanto nos enseña y de la que tantísimo debemos aprender. Solo pido tengáis un poquito de paciencia, pues apenas recuerdo como funcionaba esto, iré probando hasta poder volver a convertirlo en un arma diaria de lucha, tal y como en su día pretendía que fuese. Sin mas, y con toda la sinceridad del mundo, os agradezco vuestro apoyo, y os pido vuestra fidelidad, para seguir manteniendonos firmes en esta nueva Cruzada.
Hasta muy pronto, camaradas.

VIVA CRISTO REY!!!  ARRIBA ESPAÑA!!!

domingo, 24 de abril de 2011

DOMINGO DE PASCUA DE LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

Lectura del santo evangelio según san Juan 20, 1-9
El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro.
Echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo, a quien tanto quería Jesús, y les dijo:
«Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto.»
Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; y, asomándose, vio las vendas en el suelo; pero no entró.
Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo y el sudario con que le hablan cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte.
Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó.
Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos.

sábado, 23 de abril de 2011

SABADO SANTO DE LA SEPULTURA DEL SEÑOR

En este día de espera y de esperanza, quiero estar muy cerca de tu Madre y mía, María, que sigue en pie, con el dolor, la fe y la esperanza inconmovibles. A pesar de haber visto a un Dios que ha muerto, al primer y principal apóstol que ha negado al Maestro, al último apóstol que lo ha vendido, María cree y espera. Con Juan, me uno a ella, que hoy representa a la Iglesia que nació de tu costado abierto.

viernes, 22 de abril de 2011

VIERNES SANTO DE LA PASIÓN DEL SEÑOR

Pasión de nuestro Señor Jesucristo según san Juan 18, 1-19,42

Prendieron a Jesús y lo ataron
En aquel tiempo, salió Jesús con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón, donde había un huerto, y entraron allí él y sus discípulos. Judas, el traidor, conocía también el sitio, porque Jesús se reunía a menudo allí con sus discípulos. Judas entonces, tomando la patrulla y unos guardias de los sumos sacerdotes y de los fariseos, entró allá con faroles, antorchas y armas. Jesús, sabiendo todo lo que venía sobre él, se adelantó y les dijo: «¿A quién buscáis?» Le contestaron: «A Jesús, el Nazareno.» Les dijo Jesús: «Yo soy.» Estaba también con ellos Judas, el traidor. Al decirles: «Yo soy», retrocedieron y cayeron a tierra. Les preguntó otra vez: «¿A quién buscáis?» Ellos dijeron: «A Jesús, el Nazareno.» Jesús contestó: «Os he dicho que soy yo. Si me buscáis a mí, dejad marchar a éstos.»
Y así se cumplió lo que había dicho: "No he perdido a ninguno de los que me diste." 
Entonces Simón Pedro, que llevaba una espada, la sacó e hirió al criado del sumo sacerdote, cortándole la oreja derecha. Este criado se llamaba Malco. Dijo entonces Jesús a Pedro: «Mete la espada en la vaina. El cáliz que me ha dado mi Padre, ¿no lo voy a beber?» 

Llevaron a Jesús primero a Anás
La patrulla, el tribuno y los guardias de los judíos prendieron a Jesús, lo ataron y lo llevaron primero a Anás, porque era suegro de Caifás, sumo sacerdote aquel año; era Caifás el que había dado a los judíos este consejo: «Conviene que muera un solo hombre por el pueblo.»
Simón Pedro y otro discípulo seguían a Jesús. Este discípulo era conocido del sumo sacerdote y entró con Jesús en el palacio del sumo sacerdote, mientras Pedro se quedó fuera a la puerta. Salió el otro discípulo, el conocido del sumo sacerdote, habló a la portera e hizo entrar a Pedro. La criada que hacía de portera dijo entonces a Pedro:«¿No eres tú también de los discípulos de ese hombre?» Él dijo: «No lo soy.»
Los criados y los guardias habían encendido un brasero, porque hacía frío, y se calentaban. También Pedro estaba con ellos de pie, calentándose. 
El sumo sacerdote interrogó a Jesús acerca de sus discípulos y de la doctrina. Jesús le contestó: «Yo he hablado abiertamente al mundo; yo he enseñado continuamente en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y no he dicho nada a escondidas. ¿Por qué me interrogas a mí? Interroga a los que me han oído, de qué les he hablado. Ellos saben lo que he dicho yo.» 
Apenas dijo esto, uno de los guardias que estaba allí le dio una
bofetada a Jesús, diciendo: «¿Así contestas al sumo sacerdote?»
Jesús respondió: «Si he faltado al hablar, muestra en qué he faltado; pero si le hablado como se debe, ¿por qué me pegas?» 
Entonces Anás lo envió atado a Caifás, sumo sacerdote.

¿No eres tú también de sus discípulos? No lo soy,
Simón Pedro estaba en pie, calentándose, y le dijeron:
«¿No eres tú también de sus discípulos?»
Él lo negó, diciendo:
«No lo soy.»
Uno de los criados del sumo sacerdote, pariente de aquel a quien
Pedro le cortó la oreja, le dijo:
«¿No te he visto yo con él en el huerto?»
Pedro volvió a negar, y enseguida cantó un gallo.

Mi reino no es de este mundo
Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio. Era el amanecer, y ellos no entraron en el pretorio para no incurrir en impureza
y poder así comer la Pascua. Salió Pilato afuera, adonde estaban ellos,
y dijo: «¿Qué acusación presentáis contra este hombre?» Le contestaron: «Si éste no fuera un malhechor, no te lo entregaríamos.»  
Pilato les dijo: «Lleváoslo vosotros y juzgadlo según vuestra ley.»
Los judíos le dijeron: «No estamos autorizados para dar muerte a nadie.»
Y así se cumplió lo que había dicho Jesús, indicando de qué
muerte iba a morir.
Entró otra vez Pilato en el pretorio, llamó a Jesús y le dijo: "¿Eres tú el rey de los judíos?" Jesús le contestó: "¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?" Pilato replicó: «¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?» Jesús le contestó: «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.» Pilato le dijo: «Conque, ¿tú eres rey?» Jesús le contestó: «Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.» Pilato le dijo: «Y, ¿qué es la verdad?»
Dicho esto, salió otra vez adonde estaban los judíos y les dijo: «Yo no encuentro en él ninguna culpa. Es costumbre entre vosotros que por Pascua ponga a uno en libertad. ¿Queréis que os suelte al rey de los judíos?» Volvieron a gritar: «A ése no, a Barrabás.» El tal Barrabás era un bandido.

¡Salve, rey de los judíos!
Entonces Pilato tomó a Jesús y lo mandó azotar. Y los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le echaron por encima un manto color púrpura; y, acercándose a él, le decían: «¡Salve, rey de los judíos!» Y le daban bofetadas. Pilato salió otra vez afuera y les dijo: «Mirad, os lo saco afuera, para que sepáis que no encuentro en él ninguna culpa.»
Y salió Jesús afuera, llevando la corona de espinas y el manto color púrpura. Pilato les dijo: «Aquí lo tenéis.» Cuando lo vieron los sumos sacerdotes y los guardias, gritaron: «¡Crucifícalo, crucifícalo!» Pilato les dijo: «Lleváoslo vosotros y crucificadlo, porque yo no encuentro culpa en él.» Los judíos le contestaron: «Nosotros tenemos una ley, y según esa ley tiene que morir, porque se ha declarado Hijo de Dios.» 
Cuando Pilato oyó estas palabras, se asustó aún más y, entrando otra vez en el pretorio, dijo a Jesús: «¿De dónde eres tú?» Pero Jesús no le dio respuesta. Y Pilato le dijo: «¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para soltarte y autoridad para crucificarte?» Jesús le contestó:
«No tendrías ninguna autoridad sobre mí, si no te la hubieran dado de lo alto. Por eso el que me ha entregado a ti tiene un pecado mayor.» 
Desde este momento Pilato trataba de soltarlo, pero los judíos gritaban:
¡Fuera, fuera; crucifícalo!  
«Si sueltas a ése, no eres amigo del César. Todo el que se declara rey está contra el César.» 
Pilato entonces, al oír estas palabras, sacó afuera a Jesús y lo sentó en el tribunal, en el sitio que llaman «el Enlosado» (en hebreo Gábbata). Era el día de la Preparación de la Pascua, hacia el mediodía. Y dijo Pilato a los judíos:
«Aquí tenéis a vuestro rey.»
Ellos gritaron:
«¡Fuera, fuera; crucifícalo!»
Pilato les dijo:
«¿A vuestro rey voy a crucificar?»
Contestaron los sumos sacerdotes:
«No tenemos más rey que al César.»
Entonces se lo entregó para que lo crucificaran.

Lo crucificaron, y con él a otros dos
Tomaron a Jesús, y él, cargando con la cruz, salió al sitio llamado «de la Calavera» (que en hebreo se dice Gólgota), donde lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado, y en medio, Jesús. Y Pilato escribió un letrero y lo puso encima de la cruz; en él estaba escrito: «Jesús, el Nazareno, el rey de los judíos.»
Leyeron el letrero muchos judíos, porque estaba cerca el lugar donde crucificaron a Jesús, y estaba escrito en hebreo, latín y griego. Entonces los sumos sacerdotes de los judíos dijeron a Pilato:
«No escribas:"El rey de los judíos", sino:"Este ha dicho: Soy el rey de los judíos".» Pilato les contestó: «Lo escrito, escrito está.»

Se repartieron mis ropas
Los soldados, cuando crucificaron a Jesús, cogieron su ropa, haciendo cuatro partes, una para cada soldado, y apartaron la túnica. Era una túnica sin costura, tejida toda de una pieza de arriba abajo. Y se dijeron: «No la rasguemos, sino echemos a suerte, a ver a quién le toca. » 
Así se cumplió la Escritura: «Se repartieron mis ropas y echaron a suerte mi túnica.» Esto hicieron los soldados.

Ahí tienes a tu hijo. Ahí tienes a tu madre
Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.» Luego, dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa.

Está cumplido
Después de esto, sabiendo Jesús que todo había llegado a su término, para que se cumpliera la Escritura dijo: «Tengo sed.»
Había allí un jarro lleno de vinagre. Y, sujetando una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo, se la acercaron a la boca. Jesús, cuando tomó el vinagre, dijo: «Está cumplido.» E, inclinando la cabeza, entregó el espíritu.
Todos se arrodillan, y se hace una pausa.

Y al punto salió sangre y agua
Los judíos entonces, como era el día de la Preparación, para que no se quedaran los cuerpos en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día solemne, pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y que los quitaran. Fueron los soldados, le quebraron las piernas al primero y luego al otro que habían crucificado con él; pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado, y al punto salió sangre y agua. El que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero, y él sabe que dice verdad, para que también vosotros creáis. Esto ocurrió para que se cumpliera la Escritura: «No le quebrarán un hueso»; y en otro lugar la Escritura dice: «Mirarán al que atravesaron.» 

Vendaron todo el cuerpo de Jesús, con los aromas
Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo clandestino de Jesús por miedo a los judíos, pidió a Pilato que le dejara llevarse el cuerpo de Jesús. Y Pilato lo autorizó. Él fue entonces y se llevó el cuerpo. Llegó también Nicodemo, el que había ido a verlo de noche, y trajo unas cien libras de una mixtura dé mirra y áloe.
Tomaron el cuerpo de Jesús y lo vendaron todo, con los aromas, según se acostumbra a enterrar entre los judíos. Había un huerto en el sitio donde lo crucificaron, y en el huerto un sepulcro nuevo donde nadie había sido enterrado todavía. Y como para los judíos era el día de la Preparación, y el sepulcro estaba cerca, pusieron allí a Jesús. 
Palabra de Dios.

jueves, 21 de abril de 2011

JUEVES SANTO DE LA CENA DEL SEÑOR

JUAN 13, 1-15: Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.
Estaban cenando, ya el diablo le había metido en la cabeza a Judas Iscariote, el de Simón, que lo entregara, y Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándolos con la toalla que se había ceñido.
Llegó a Simón Pedro, y éste le dijo: “Señor, ¿lavarme los pies tú a mí?”.Jesús le replicó: “lo que yo hago tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde”. Pedro le dijo: “No me lavarás los pies jamás”. Jesús le contestó: “Si no te lavo, no tienes nada que ver conmigo”. Simón Pedro le dijo: “Señor, no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza”. Jesús le dijo: “Uno que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies porque todo él está limpio. También vosotros estáis limpios, aunque no todos”. Porque sabía quién lo iba a entregar, por eso dijo: “No todos estáis limpios”. Cuando acabó de lavarles los pies, tomó el manto, se lo puso otra vez y les dijo: “¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros?” Vosotros me llamáis “el Maestro” y “el Señor”, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis”.

"Barón Rojo"


Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen, militar y aviador alemán (Breslavia, Imperio alemán, 2 de mayo de 1892 – Vaux-sur-Somme, Francia, 21 de abril de 1918), más conocido como el «Barón Rojo», fue un piloto alemán que consiguió derribar ochenta aeroplanos enemigos durante la Primera Guerra Mundial antes de ser abatido en la mañana del 21 de abril de 1918 cerca del río Somme, en el norte de Francia.

Héroe de los alemanes y respetado por sus enemigos durante la Primera Guerra Mundial, permitía escapar a sus víctimas malheridas. Su unidad fue responsable del derribo de 151 aviones británicos, contra 66 de las propias, durante el mes de abril de 1917. Por ello recibió la medalla Pour le Mérite.

Fue enterrado con todos los honores militares por los mismos británicos, quienes le rindieron tributo. Su ataúd —cubierto de flores como ofrenda— fue llevado a hombros por seis miembros del escuadrón 209. En el momento del entierro, soldados australianos presentaron armas y lanzaron tres salvas en su honor. En su lápida, que se encuentra en el mismo lugar donde cayó, se puede leer su epitafio:

“Aquí yace un valiente, un noble adversario y un verdadero hombre de honor. Que descanse en paz.”

miércoles, 20 de abril de 2011

Cantinflas: 12/08/1911 - 20/04/1993

video
                                                     
video
                                                      

martes, 19 de abril de 2011

Erich Alfred "Bubi" Hartmann (19/04/22 - 20/09/93)


Aqui os dejo un enlace para que podais conocer mucho más sobre este as de la aviación alemana. La página está en portugués pero es la mejor que he encontrado, además, estoy seguro que no tendreis ningún problema para traducirlo.
http://www.luftwaffe39-45.historia.nom.br/ases/hartmann.htm

jueves, 31 de marzo de 2011

Edicto de Granada



Los Reyes Fernando e Isabel, por la gracia de Dios, Reyes de Castilla, León, Aragón y otros dominios de la Corona- al príncipe Juan, los Duques, Marqueses, Condes, ordenes religiosas y sus Maestres, señores de los Castillos, Caballeros y a todos los judíos hombres y mujeres de cualquier edad y a quienquiera esta carta le concierna, salud y gracia para él.
Bien es sabido que en nuestros dominios, existen algunos malos cristianos que han judaizado y han cometido apostasía contra la santa fe Católica, siendo causa la mayoría por las relaciones entre judíos y cristianos. Por lo tanto, en el año de 1480, ordenamos que los judíos fueran separados de las ciudades y provincias de nuestros dominios y que les fueran adjudicados sectores separados, esperando que con esta separación la situación existente sería remediada, y nosotros ordenamos que se estableciera la Inquisición en estos dominios; y en el término de 12 años ha funcionado y la Inquisición ha encontrado muchas personas culpables además, estamos informados por la Inquisición y otros el gran daño que persiste a los cristianos al relacionarse con los judíos, y a su vez estos judíos tratan de todas maneras a subvertir la Santa Fe Católica y están tratando de obstaculizar cristianos creyentes de acercarse a sus creencias.
Estos Judíos han instruido a esos cristianos en las ceremonias y creencias de sus leyes, circuncidando a sus hijos y dándoles libros para sus rezos, y declarando a ellos los días de ayuno, y reuniéndoles para enseñarles las historias de sus leyes, informándoles cuando son las festividades de Pascua y como seguirla, dándoles el pan sin levadura y las carnes preparadas ceremonialmente, y dando instrucción de las cosas que deben abstenerse con relación a alimentos y otras cosas requiriendo el seguimiento de las leyes de Moisés, haciéndoles saber a pleno conocimiento que no existe otra ley o verdad fuera de esta. Y así lo hace claro basados en sus confesiones de estos judíos lo mismo a los cuales han pervertido que ha sido resultado en un gran daño y detrimento a la santa fe Católica, y como nosotros conocíamos el verdadero remedio de estos daños y las dificultades yacían en el interferir de toda comunicación entre los mencionados Judíos y los Cristianos y enviándolos fuera de todos nuestros dominios, nosotros nos contentamos en ordenar si ya dichos Judíos de todas las ciudades y villas y lugares de Andalucía donde aparentemente ellos habían efectuado el mayor daño, y creyendo que esto seria suficiente de modo que en esos y otras ciudades y villas y lugares en nuestros reinos y nuestras posesiones seria efectivo y cesarían a cometer lo mencionado. Y porque hemos sido informados que nada de esto, ni es el caso ni las justicias hechas para algunos de los mencionados judíos encontrándolos muy culpables por lo por los susodichos crímenes y transgresiones contra la santa fe Católica han sido un remedio completo obviar y corregir estos delitos y ofensas. Y a la fe Cristiana y religión cada día parece que los Judíos incrementan en continuar su maldad y daño objetivo a donde residan y conversen; y porque no existe lugar donde ofender de mas a nuestra santa creencia, como a los cuales Dios ha protegido hasta el día de hoy y a aquellos que han sido influenciados, deber de la Santa Madre Iglesia reparar y reducir esta situación al estado anterior, debido a lo frágil del ser humano, pudiese ocurrir que podemos sucumbir a la diabólica tentación que continuamente combate contra nosotros, de modo que, si siendo la causa principal los llamados judíos si no son convertidos deberán ser expulsados del Reino.
Debido a que cuando un crimen detestable y poderoso es cometido por algunos miembros de algún grupo es razonable el grupo debe ser absuelto o aniquilado y los menores por los mayores serán castigados uno por el otro y aquellos que permiten a los buenos y honestos en las ciudades y en las villas y por su contacto puedan perjudicar a otros deberán ser expulsados del grupo de gentes y a pesar de menores razones serán perjudiciales a la República y los mas por la mayoría de sus crímenes seria peligroso y contagioso de modo que el Consejo de hombres eminentes y caballeros de nuestro reinado y de otras personas de conciencia y conocimiento de nuestro supremo concejo y después de muchísima deliberación se acordó en dictar que todos los Judíos y Judías deben abandonar nuestros reinados y que no sea permitido nunca regresar.
Nosotros ordenamos además en este edicto que los Judíos y Judías cualquiera edad que residan en nuestros dominios o territorios que partan con sus hijos e hijas, sirvientes y familiares pequeños o grandes de todas las edades al fin de Julio de este año y que no se atrevan a regresar a nuestras tierras y que no tomen un paso adelante a traspasar de la manera que si algún Judío que no acepte este edicto si acaso es encontrado en estos dominios o regresa será culpado a muerte y confiscación de sus bienes.
Y hemos ordenado que ninguna persona en nuestro reinado sin importar su estado social incluyendo nobles que escondan o guarden o defiendan a un Judío o Judía ya sea públicamente o secretamente desde fines de Julio y meses subsiguientes en sus hogares o en otro sitio en nuestra región con riesgos de perder como castigo todos sus feudos y fortificaciones, privilegios y bienes hereditarios.
Hágase que los Judíos puedan deshacerse de sus hogares y todas sus pertenencias en el plazo estipulado por lo tanto nosotros proveemos nuestro compromiso de la protección y la seguridad de modo que al final del mes de Julio ellos puedan vender e intercambiar sus propiedades y muebles y cualquier otro articulo y disponer de ellos libremente a su criterio que durante este plazo nadie debe hacerles ningún daño, herirlos o injusticias a estas personas o a sus bienes lo cual seria injustificado y el que transgrediese esto incurrirá en el castigo los que violen nuestra seguridad Real.
Damos y otorgamos permiso a los anteriormente referidos Judíos y Judías a llevar consigo fuera de nuestras regiones sus bienes y pertenencias por mar o por tierra exceptuando oro y plata, o moneda acuñada u otro articulo prohibido por las leyes del reinado.
De modo que ordenamos a todos los concejales, magistrados, caballeros, guardias, oficiales, buenos hombres de la ciudad de Burgos y otras ciudades y villas de nuestro reino y dominios, y a todos nuestros vasallos y personas, que respeten y obedezcan con esta carta y con todo lo que contiene en ella, y que den la clase de asistencia y ayuda necesaria para su ejecución, sujeta a castigo por nuestra gracia soberana y por la confiscación de todos los bienes y propiedades para nuestra casa real y que esta sea notificada a todos y que ninguno pretenda ignorarla, ordenamos que este edicto sea proclamado en todas las plazas y los sitios de reunión de todas las ciudades y en las ciudades principales y villas de las diócesis, y sea hecho por el heraldo en presencia del escribano público, y que ninguno o nadie haga lo contrario de lo que ha sido definido, sujeto al castigo de nuestra gracia soberana y la anulación de sus cargos y confiscación de sus bienes al que haga lo contrario.
Y ordenamos que se evidencie y pruebe a la corte con un testimonio firmado especificando la manera en que el edicto fue llevado a cabo.
Dado en esta ciudad de Granada el Treinta y uno día de marzo del año de nuestro señor Jesucristo de 1492.
Firmado Yo, el Rey, Yo la Reina, y Juan de Coloma, secretario del Rey y la Reina quien lo ha escrito por orden de sus Majestades.

lunes, 28 de febrero de 2011

Oración del Padre Pío (después de comulgar)

Quédate conmigo, Señor, porque es necesario tenerte presente para no olvidarte. Tú sabes con qué facilidad te abandono.
   
Quédate conmigo, Señor, porque soy débil y tengo necesidad de tu fortaleza para no caer tantas veces.
  
Quédate conmigo, Señor, porque Tú eres mi vida y sin Ti disminuye mi fervor.
   
Quédate conmigo, Señor, porque Tú eres mi vida y sin Ti quedo en tinieblas.
    
Quédate conmigo, Señor, para mostrarme tu voluntad.
   
Quédate, Señor, conmigo, para que oiga tu voz y la siga.
    
Quédate, Señor, conmigo, porque deseo amarte mucho y estar en tu compañía.
    
Quédate conmigo, Señor, si quieres que te sea fiel.
     
Quédate conmigo, Señor, porque aunque mi alma sea tan pobre, desea ser para Ti un lugar de descanso, un nido de amor…
     
Quédate, Jesús, conmigo, porque se hace tarde y el día declina… Esto es, se acerca la muerte, el juicio, la eternidad…
    
Quédate conmigo; necesito redoblar mis fuerzas a fin de no desfallecer en el camino y para esto tengo necesidad de Ti.
      
Se hace tarde y viene la muerte.
    
Me inquietan las tinieblas, las tentaciones, las arideces, las cruces, las penas… ¡Cuánta necesidad tengo de Ti!
     
Haz que te conozca, como tus discípulos, al partir el pan. Esto es: que la unión eucarística sea la luz que disipe las tinieblas, la fuerza que me sostenga y la única alegría de mi corazón.
      
Quédate, Señor, conmigo, porque cuando llegue la muerte quiero estar unido a Ti, si no realmente por la Santa Comunión, sí al menos por la gracia y el amor.
    
¡Quédate, Jesús, conmigo! No te pido la divina consolación, porque no la merezco, pero el don de tu santísima presencia… ¡eso sí, te lo pido!
     
¡Quédate, Señor, conmigo! A Ti solo busco; tu amor, tu gracia, tu voluntad, tu corazón, tu espíritu, porque te amo y no quiero otra recompensa que amar.
    
Quiero un amor ferviente y profundo.
    
Quiero amarte con todo mi corazón, aquí en la tierra, para seguir amándote con perfección por toda la eternidad.
   
Así sea.

sábado, 26 de febrero de 2011

Respuesta al comentario sobre mi artículo "¡¡QUE VIVA EL JAMÓN, MORO!! del viernes 28 de enero

Al intentar publicar mi respuesta a tu comentario sobre el artículo del moro y el jamón, me he encontrado con una limitación de caracteres. Debes disculparme pero es la primera vez que iba a contestar a un comentario y no quería dejar ningún punto sin tratar. De todas formas, como tanto el comentario como mi respuesta pueden ser vistas por cualquiera, espero no te importe te conteste en una página principal. Sin más, me lanzo a ello.

Tú dices que no hay que generalizar, ya que es cierto que en todas las razas, religiones, etc., hay "gilipollas" (como tus los llamas), pero yo no lo veo así, yo prefiero utilizar una "balanza” y medir en sus conjuntos, como siempre se ha hecho, de ahí que digamos que los madrileños son “chulos” (aunque no todos), los catalanes “peseteros” (aunque no todos), los aragoneses “cabezones” (aunque no todos), los andaluces “vaguetes” (aunque no todos)…
Y si esto lo llevamos a un nivel superior obtendremos en mi “balanza” que si de cien gitanos uno es diferente, los cien están en el mismo bombo, si hay un moro bueno, por cada cien malos, los cien están en el mismo bombo. Yo prefiero sacrificar ese “bueno” que dejar libres a 99 “no tan buenos”.
También dices que no tendrías en cuenta el comentario de un niño seguramente influenciado por sus padres, más permíteme que te añada que eso ni yo ni nadie lo tenemos en cuenta tampoco, eso con ignorarlo sería suficiente, pero algunos, entre los que me incluyo, vemos que ese no es el problema, el problema es que quienes vienen de fuera no vienen a integrarse o adaptarse, sino a que nosotros cambiemos, vienen a imponer. Y esto ocurre con estas “razas” desde siempre, por ello estamos alarmados, porque hoy en día son incluso sus niños los que se permiten el lujo de hacerlo, y eso SÍ nos preocupa y mucho.
Continúas diciendo algo sobre que “no deberían existir” (creo que te refieres a los comentarios) y te lo resalto únicamente porque me parece bastante contradictorio el tono “fascista” y “totalitario” (términos que tanto gusta emplear en las jergas “progres”) para alguien que dos líneas más abajo habla de libertades (“libertad de pensamiento” exactamente).
¿En serio te conformas con este sistema educativo? ¿Realmente este sistema educativo es el valido para la educación de tus hijos? ¿Crees de verdad que este sistema educativo puede hacer algo de provecho con las “cabecitas” de nadie? Te recuerdo que este sistema educativo es el que permite o permitía hasta hace dos días pasar de curso con cuatro asignaturas (“mates”, “lengua”, ingles e historia, por ejemplo) suspensas, este sistema es el que enseña en las escuelas vascas que son amos y señores de sus “siete provincias”, o el que distorsiona la historia de Cataluña alejándola de la Corona de Aragón con sus héroes, símbolos,…este sistema educativo es el que permite que los niños peguen a los profesores como si no pasara nada, y removemos Roma con Santiago porque un profesor se atreva a dar un capón (seguramente merecido) a algún niñato sin educación cívica de sus padres denunciándolo por agresión y no se cuantas tonterías más…sí “amigo”, este es el sistema educativo que tenemos, y con el que tal vez tú te conformes, pero que yo no quiero para ninguno de mis hijos, ni para ningún otro niño ESPAÑOL.   
Nos recuerdas también que en otras épocas pasadas se perseguía y fusilaba por no tener los mismos pensamientos. Supongo que no te refieres a los tiempos de la II República, porque los únicos que entonces fusilaron (en el mejor de los casos), torturaron y masacraron a cientos de indefensos sacerdotes, monjas y religiosos eran los “amigos de la libertad”. Si te refieres a la Guerra Civil, todos mataban por no compartir ideales, sólo hay que recordar las “checas” comunistas, los fusilamientos de tantos hombres (como José Antonio Primo de Rivera, Ramiro Ledesma, Ramiro de Maeztu, entre otros muchísimos más) y las fosas de Paracuellos, con miles de fusilados tras las actas firmadas por el asesino Santiago Carrillo (aunque estoy seguro, viendo tu preocupación por las libertades de las personas  que a él ya le habrás escrito una carta de indignación o un comentario como has hecho conmigo, gracias). Tampoco creo que te refieras a los tiempos de posguerra, porque cuentan tan poco los fusilamientos de los que me hablas como si yo te recordara las actas que firmó Franco perdonando a más de los que debería haber perdonado. Y no sé de que falta de libertad me hablas cuando existía prensa de ideología opuesta, de la misma forma que hoy existe censura en los medios de comunicación, como en el fondo tú muy bien sabes.
Sólo un apunte más, antes de finalizar mi extensa respuesta a tu comentario, y es que no se donde estudiarías tú, pero mi padre se sabe mejor los ríos, montañas, provincias, datos históricos, etc. Que mis propios hijos, y te aseguro que ellos lo tienen más reciente, lo que me hace pensar que no sería tan mala la educación de antes.
Por fin y para no alargarme más, me quiero despedir diciéndote que sé perfectamente cual es el significado de la palabra moro, y sé perfectamente como son la mayoría de ellos, como piensan, como actúan,…y lo sé, porque he estado muchos años viviendo con ellos en África, territorio español, pero África, de manera que sé con creces de lo que hablo. Como dato anecdótico (no es un chiste) ¿sabes como le dice un “moro” a otro cuando hacen alguna cosa mal hecha?...”pero que “moro” eres” (e insisto, no es un chiste).

Diccionario Real Academia:

moro, ra.
(Del lat. Maurus).

1. adj. Natural del África septentrional frontera a España. U. t. c. s.
2. adj. Perteneciente o relativo a esta parte de África.
3. adj. Que profesa la religión islámica. U. t. c. s.
4. adj. Se dice del musulmán que habitó en España desde el siglo VIII hasta el XV. U. t. c. s.
5. adj. Perteneciente o relativo a la España musulmana de aquel tiempo.
6. adj. Se dice del musulmán de Mindanao y de otras islas de Malasia.U.m.c. s.
7. adj. Dicho de un caballo o de una yegua: De pelo negro con una estrella o mancha blanca en la frente y calzado de una o dos extremidades.
8. adj. coloq. Dicho del vino: Que no está aguado, en contraposición al bautizado o aguado.
9. adj. coloq. Dicho de una persona, especialmente un niño: Que no ha sido bautizado.
10. adj. Cuba. Dicho de una persona mulata: De tez oscura, cabello negro lacio y facciones finas.
11. m. trigo moro.

jueves, 24 de febrero de 2011

¿selección nacional?

Ayer leía una "curiosa" noticia en un diario deportivo "catalufo" Mundo Deportivo sobre el temas de los extranjeros nacionalizados en el deporte, concretamente en la selección alemana de fútbol. El caso no es nuevo, y ya lo hemos podido ver en otras ocasiones como ocurriera con Jean-Marie Le Pen y la seleccion francesa, entre otros muchos. Defendamos lo nuestro, no solo en la sociedad, el trabajo, y las escuelas, sino en cosas tan importantes como el deporte (ultras celebrando goles de moros, argelinos, negros, gitanos, maricas,... ¡qué hipocresía!). ¡¡¡Por una selección nacional auténticamente nacional!!!

El artículo decía lo siguiente:

El líder del ultraderechista Partido Nacionaldemocrático Alemán (NPD), Udo Voigt, ha comparecido hoy de nuevo ante la justicia de Berlín para responder de la acusación de instigación al odio racial contra el jugador negro de la selección alemana Patrick Owomoyela.
Voigt, quien en abril de 2009 fue ya condenado a una pena de libertad vigilada y una multa de 2.000 euros, presentó recurso contra esa sentencia, por lo que ahora se ha abierto un nuevo proceso por los mismos cargos ante la Audiencia de Berlín.
La fiscalía le imputa incitación al racismo como responsable, junto a otros dos funcionarios del NPD, de la publicación de un calendario, durante el Mundial de Alemania de 2006, en el que ponía en duda su legitimidad para vestir la camiseta blanca de la selección.
Owomoyela, hijo de alemán y nigeriana, nacido en Hamburgo y jugador del Borussia Dortmund, no es el primer internacional alemán negro que se ha visto atacado por la ultraderecha. También han sufrido situaciones similares jugadores como Gerald Asamoah, nacido en Ghana, o David Odonkor, de padre ghanés.
En el caso del que se acusa a Voigt, el calendario mostraba a un jugador de espaldas que vestía la camiseta de la selección alemana con el número 25 -que por entonces correspondía a Owomoyela-, y sobre la imagen del panfleto figuraba el lema "Blanco. ¡No sólo el color de una camiseta!¡Por una auténtica selección nacional!".
Tanto la Federación Alemana de Fútbol (DFB) como Owomoyela presentaron ese mismo 2006 una demanda por difamación e incitación al racismo, a lo que siguió esa primera condena de libertad vigilada.

miércoles, 23 de febrero de 2011

23-F. La película (Trailer)

Me resulta francamente dificil hablar sobre un hecho histórico que aun no ha sido aclarado y que nunca lo será, puesto que quienes lo tramaron callarán por interes y quienes lo padecieron lo harán por ese honor que hasta el último momento de sus vidas les acompañará. Además soy demasiado jóven y no he leido lo suficiente todavía sobre ello como para aportaros nada nuevo, pero si puedo asegurar que pecan de infelices quienes creen que el Rey fue un salvador y no un traidor. Con permiso de mis camaradas de Patriotas.es os adjunto el video que han preparado que os resume lo que sería el trailer de la verdadera película de nuestro 23-F.
Dios guarde a nuestros valientes y leales militares y dé severo castigo a quienes osaron traicionar a la Patria. ¡¡¡Viva Tejero!!! ¡¡¡Arriba España!!!


miércoles, 16 de febrero de 2011

Estas son cifras de la Iglesia Católica

• 5.141 Centros de enseñanza; 990.774 alumnos. (Ahorran al Estado 3 millones de euros por centro al año)

• 107 hospitales (Ahorran al Estado 50 millones de euros por hospital al año)

• 1.004 centros; entre ambulatorios, dispensarios, asilos, centros de minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA; un total de 51.312 camas (Ahorran al Estado 4 millones de euros por centro al año)

• Gasto de Cáritas al año: 155 millones de euros (salidos del bolsillo de los cristianos españoles.)

• Gasto de Manos Unidas: 43 millones de euros (del mismo bolsillo)

• Gasto de las Obras Misionales Pontificias (Domund): 21 millones de euros (¿Imaginan de dónde sale?)

• 365 Centros de reeducación para marginados sociales: ex-prostitutas, ex-presidiarios y ex-toxicómanos; 53.140 personas. (Ahorran al Estado, medio millón de euros por centro)

• 937 orfanatos; 10.835 niños abandonados. (Ahorran al Estado 100.000 euros por centro)

• El 80 % del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio
histórico-artístico. (Se ha calculado un ahorro aproximado al Estado de entre 32.000 y 36.000 millones de euros al año)

Como contrapartida ¿Cuantos comedores para indigentes ha abierto CC.OO.? ¿Cuantos hospitales para enfermos terminales y de SIDA mantiene abiertos UGT? ¿A donde puede ir un necesitado a pedir un bocadillo a la sede del PP? o ¿a la del PSOE? o ¿a la de IU?... Pues todos estos viven de nuestros presupuestos...

Nos sentimos orgullosos de ser católicos

martes, 15 de febrero de 2011

San Claudio de la Colombiere

El P. San Claudio de la Colombiere fue beatificado en 1929 y su Santidad Juan Pablo II lo declaró santo en 1992. La Iglesia Universal celebra su fiesta el día 15 de febrero.

“Acto de Confianza en Dios”

Esta es, sin duda, una de sus oraciones más bellas.
Es la conclusión del discurso 682, que trata precisamente de la confianza en Dios (O.C. IV, p. 215).

“Dios mío, estoy tan persuadido de que veláis sobre todos los que en Vos esperan y de que nada puede faltar a quien de Vos aguarda toda las cosas, que he resuelto vivir en adelante sin cuidado alguno, descargando sobre Vos todas mis inquietudes. Mas yo dormiré en paz y descansaré; porque Tú ¡Oh Señor! Y sólo Tú, has asegurado mi esperanza.

Los hombres pueden despojarme de los bienes y de la reputación; las enfermedades pueden quitarme las fuerzas y los medios de serviros; yo mismo puedo perder vuestra gracia por el pecado; pero no perderé mi esperanza; la conservaré hasta el último instante de mi vida y serán inútiles todos los esfuerzos de los demonios del infierno para arrancármela. Dormiré y descansaré en paz.

Que otros esperen su felicidad de su riqueza o de sus talentos; que se apoyen sobre la inocencia de su vida, o sobre el rigor de su penitencia, o sobre el número de sus buenas obras, o sobre el fervor de sus oraciones. En cuanto a mí, Señor, toda mi confianza es mi confianza misma. Porque Tú, Señor, solo Tú, has asegurado mi esperanza.

A nadie engañó esta confianza. Ninguno de los que han esperado en el Señor ha quedado frustrado en su confianza.

Por tanto, estoy seguro de que seré eternamente feliz, porque firmemente espero serlo y porque de Vos ¡oh Dios mío! Es de Quien lo espero. En Ti esperé , Señor, y jamás seré confundido.

Bien conozco ¡ah! Demasiado lo conozco, que soy frágil e inconstante; sé cuanto pueden las tentaciones contra la virtud más firme; he visto caer los astros del cielo y las columnas del firmamento; pero nada de esto puede aterrarme. Mientras mantenga firme mi esperanza, me conservaré a cubierto de todas las calamidades; y estoy seguro de esperar siempre, porque espero igualmente esta invariable esperanza.

En fin, estoy seguro de que no puedo esperar con exceso de Vos y de que conseguiré todo lo que hubiere esperado de Vos. Así, espero que me sostendréis en las más rápidas y resbaladizas pendientes, que me fortaleceréis contra los más violentos asaltos y que haréis triunfar mi flaqueza sobre mis más formidables enemigos. Espero que me amaréis siempre y que yo os amaré sin interrupción ; y para llevar de una vez toda mi esperanza tan lejos como puedo llevarla, os espero a Vos mismo de Vos mismo ¡oh Creador mío! Para el tiempo y para la eternidad. Así sea.”

domingo, 13 de febrero de 2011

Dresden 1945-2011



Hoy se cumplen 66 años de una de las mayores barbaries producidas contra la humanidad, concretamente contra la población civil alemana de la ciudad de Dresden.

http://tresmontes7.wordpress.com/2010/03/29/dresden-300-000-muertos-no-descansan-en-paz/

Algunas fotos: http://www.gedenkmarsch.de/dresden/?page_id=4

Libro en inglés de David Irving: http://www.fpp.co.uk/books/Dresden/Apocalypse_2007.pdf

Libro en alemán (documentos fotográficos): http://www.fpp.co.uk/books/Dresden/Dresden_dt_1965.pdf

Documental de Sebastián Dehnhardt: